En Venezuela como en otros tantos países el tema de la propina es relativo ya que cada persona tiene criterio suficiente para dejar o no lo que corresponda. Lo cierto es que en los restaurante se cobra un 10% extra por el servicio que ofrecen a los clientes los mesoneros, que llevan la comida al cliente haciendo que éste no se tenga que mover.

propina-en-venezuela.jpg

Lo mejor es siempre es valorar si el servicio de este mesonero ha sido el adecuado, si te gustó la comida, si te han tratado bien en el restaurante, entre otros factores que te harán determinar la propina. Es de buena educación valorar el servicio que te han ofrecido ya que si ha sido de tu agrado lo más normal es dejar algo de propina.

Si dejas propina valoras ese servicio y hace que la persona te lo agradezca y sepa que lo hizo bien. No pasa nada en no dejar propina pero al turista no le cuesta casi nada dejar una pequeña propina siempre y cuando el servicio sea correcto, cosa que suele ocurrir ya que la amabilidad en cuestión de servicios en Venezuela es muy alta, aspecto muy común en los diferentes países de latinoamérica.