El Valle de San Javier es un clásico en las cercanías de Mérida. La visita acude dichosa buscando silencio, frío, acogedoras posadas, comida suculenta y ese final apoteósico del Páramo de La Culata para gozarse la auténtica vegetación de altura, el silencio, la vista y los vientos. En este viaje comprobé las novedades en Los Sueños del Abuelo y en Ecowild, pero el hallazgo fue el Spa 4 Estaciones.

Cómo llegar

Hay muchísimas maneras de llegar a Mérida. Si andan por Trujillo le entran por Valera y luego Pico El Águila. Desde Táchira es fascinante el trayecto por los Páramos del Batallón y La Negra. Por los predios zulianos toman la vía de El Vigía. Desde Barinas la tradicional Trasandina, linda, de curvas y con el atractivo de cruzar los pueblitos andinos y los páramos observando las siembras. Apenas entran a la ciudad de Mérida por la trasandina, cruzan en U en la Vuelta de Lola y agarran esa carretera derechito donde indica Valle de San Javier y La Culata.

Me encanta El Valle

No hay que hacer demasiadas maromas para conseguir los atractivos de El Valle. Vas por la carretera y los ves a lado y lado del camino. Montones de letreritos que indican posadas, restaurantes, parque de atracciones, ventas de fresa, licores y apabullantes montañas hasta donde llega la mirada. Asombran los verdes en contraste con el azul de los cielos limpios. Las construcciones son bajas, así que nada tapa la visual. El frío arrecia a media que vas subiendo. Las siembras prósperas y rozagantes en hileras perfectas. Siempre he escuchado que estas son las tierras más costosa de Mérida y lo creo. Son muchos lo que sueñan con retirarse a este silencio calmo del Valle a esperar las arrugas con calma.

Algunas posadas
aguila011.jpgLa oferta de posadas y restaurantes es inmensa. Todo dependerá de lo que busques según la ocasión y lo que puedas pagar. Les comento algunas. La Posada Rancho Vera es gratísima, sencilla y familiar, atendida por sus dueños María Gabriela Vera y su esposo Luis Fernando Alizo, dedicada especialmente para grupos grandes y familias con niños. Las habitaciones son para 5, 6 y 7 personas y lo que más me gustó es que tienen la cocinita afuera, como en un patiecito, para que los olores no se queden en el cuarto. De las cabañas más lindas, bien decoradas y diseñadas que haya visitado en la zona, El Fogón de la Chapeta, obra y emoción de Liliana Lozano, su dueña y anfitriona porque vive al lado. Cada una tiene su entrada independiente y una terracita, camas en mampostería, equipadas con cocina, nevera y todo lo que haga falta. Los baños parecen un suspirito provocador y pulcro. Es como llegar a una casita de revista para sentirse halagado y consentido. En la Posada Granja Los Sauces son una belleza las habitaciones que diseñó y construyó Sonia Camacho en su granja, rodeadas de jardines y con vista franca a la montaña. Son impecables, los baños lindos, muy acogedoras y hasta románticas si es el plan, pero también las hay familiares si van con niños y abuelos. Lo ideal es que tienen el restaurant al lado con rica comida casera y chocolate, café y te gratis para los huéspedes. Mención aparte merece La Estancia San Francisco. Este lugar de Nino Argivay es de los más bellos de Mérida. Diseñado con un gusto exquisito, se han cuidado todos los detalles. Las suites tienen dos niveles, neverita, cafetera y tostadora y las cabañas tienen hasta chimenea. Las camas te arropan desde que las ves con sus edredones de plumas. Los jardines son un espectáculo. Siempre puedes comer en la terraza porque ponen calefacción exterior. El restaurant es por reservación y cierra los martes. Es una divinidad. Ya al final, queda el Parador Turístico y Posada Los Pinos, en pleno Páramo de la Culata, a 3.000 mts. de altura, en una casa de 200 años, atendida con todo el esmero y gentileza por su dueña Blanca Mazzocchin, con el apoyo de Luz Elena. La montaña pegada de la frente, pinos en los alrededores, habitaciones lindas y cómodas con cocinita, nevera y fregadero, internet inalámbrico y un chorro potentísimo en la regadera. Una gran ventaja es el restaurant al lado, abierto desde bien temprano. Es una ricura.

El frío cálido de La Culata

Las visitas de rigor

En un paseo por El Valle hay que visitar Parque Agroturístico Ecowild. Aquí la familia Cañizales se luce con este emporio de diversión y dicha. En su finca de 200 hectáreas ofrecen paseos a caballo cortos y largos, alquiler de motos de 4 ruedas para niños y adultos, un potro mecánico para sentirse el héroe de los rodeos, maquinitas, sala de Internet, cultivo de truchas, parque infantil, ordeño mecanizado para verlo desde un ventanal a las 3 de la tarde, un zoológico de contacto con cochinos enanos divertidísimos, llamas y una cabra enana. Está diseñado para observar la montaña, gozar el clima y adaptarse a los gustos de cada quien. Si hay niños pequeños, en la guardería se ocupan con esmero y muchas actividades. Si alguien tiene un percance, la enfermería está equipadísima. Y lo mejor: es notorio que los empleados están orgullosos del sitio y de su trabajo. En serio es la tapa del frasco. No se lo deben perder. Hay hospedaje y 3 restaurantes: El Laurel, precioso y formal, El Olivo, lindísimo y menos formal con comida tradicional, una fuente de soda y la feria de comida rápida como para los niños. El cheff a cargo de todo es Alberto Hernández.

Si es Los Sueños del Abuelo, se trata de una ciudad miniatura dedicada a los niños, creación del abuelo Víctor Alberto Freitas Pereira, quien quiso construir a escala menor un espacio donde los niños son los únicos dueños. La ciudad tiene casitas equipadas, escuelas, dos castillos, una iglesia, bodega, plaza, acueducto romano, lagunas, un anfiteatro y un cine. Se ve desde la carretera y provoca entrar por lo colorido de sus instalaciones y el esmero en los acabados. Los niñitos son dichosos en esta ciudad hecha a su medida. Hay un café para tomar licorcitos caseros y probar los dulces que hacen en la finca.

La gran novedad

La gran novedad es definitivamente el Spa 4 Estaciones. Insólito esta maravilla de lugar en la mitad del páramo, rodeado de montañas, construido en piedra, con jardines preciosos, piscinas que caen como en cascada y el impecable mantenimiento y la justificadísima euforia de su dueño John Marson, un gentil señor de Barbados que se instaló en Venezuela para vivir su eterna primavera. Lo que ofrece es un baño de vapor con aroma de eucalipto fresco delicioso. En lo que sales de ahí bien caliente te lanzas sin pensarlo en una piscina helada que se ha llenado justo antes de que llegues con agua de manantial directo de la montaña. Luego vuelves al vapor y de nuevo a la piscina y así hasta que aguantes la euforia sanadora, con algún intervalo en una especie de invernadero de cristal, cuya temperatura es tibia. Lo hicimos tal como les digo. La energía que se te mete en el cuerpo es tan vital que puedes salir a correr por todo el páramo. No se les ocurra perderse esta experiencia. La tarifa dependerá de la cantidad de personas. Es mejor previa cita porque sólo entran grupos privados pues a cada uno se le pone agua nueva a la piscina. Lleven trajebaño y toalla. Es impecable de pulcro y bien hecho.

Datos vitales

Para visitar

Parque Agroturístico Ecowild
Carretera principal de El Valle, vía Páramo de La Culata, Hacienda La Culata.
TELÉFONOS: (0274) 4160372, (0414) 3740019
HORARIO; Todos los días 8:00am a 6:00pm
EMAIL: eco_wild@movistar.net.ve
WEB: www.ecowild.com.ve

Sueños del abuelo
Vía Páramo de la Culata, sector La Caña.
TELÉFONOS: (0274) 2715847, 4169111, (0414) 7418004
HORARIO : Temporada alta a diario 9 :00am a 5 :00pm, Baja sólo fines de semana.
EMAIL: victorpereira308@hotmail.com

Spa 4 estaciones
DIRECCIÓN: Sector Bella Vista – La Caña, entrando por la vía de Los Sueños del Abuelo
TELÉFONOS: (0274) 5116323 – (0416) 7794629

Para dormir

Posada Rancho Vera
Sector Arado A, Qta. Rancho Vera, El Valle
TELÉFONOS: (0274) 4176765, 4161810, (0414) 9791824
EMAIL: lfalizo@hotmail.com
WEB: www.venaventours.com

El Fogón de la Chapeta
Sector Prado Verde, 1 km antes del Hotel Valle Grande
TELÉFONOS: (0274) 4161194, 4168864, (0414) 7452882

Posada Granja Los Sauces
En la vía de la Truchicultura Valle Rey, Granja Los Sauces, Monterrey.
TELÉFONOS: (0274) 5117464, (0414) 7464941
WEB: www.venaventours.com/granjalossauces
Estancia San Francisco
Kilómetro 10, vía Páramo de la Culata, sector Alto Viento.
TELÉFONOS: (0274) 3112000, hasta el 3116000
EMAIL: laestancia@movistar.net.ve
WEB: www.estancia.com.ve

Parador Turístico y Posada Los Pinos
Vía carretera el Valle, 3 minutos después del hotel Páramo La Culata.
TELÉFONOS: (0274) 8083264, 4163579, (0414) 2376692, 3749588
EMAIL: luz_elena350@hotmail.com
WEB: www.andes.net/posadas