Venezuela nos ofrece la posibilidad de contemplar unas caidas de agua realmente impresionantes. Está la famosa Salto de Ángel hoy os hablaremos de otra caida muy bonita y que se puede convertir es una alternativa muy válida por si vamos a Venezuela en la época seca que en este caso al Salto de Ángel no podremos ir. Nos referimos al estupendo Salto Kamadac que es realmente deslumbrante y atractiva su visita por todo lo que aporta al turista.

kamadac2.jpg

Esta caída se encuentra en la estupenda región de Canaima en donde las sabanas son un paisaje natural y muy habitual por toda esta región. Para visitarlo se organizan numerosas excursiones donde el turista podrá contemplar enormes paisajes de la selva Amazónica en estado puro para poder llegar a dicha caída de agua. Es una excursión en la que deberemos caminar durante unas 3 horas ya que no es posible llegar mediante otro medio.

Toda esta caminada merece la pena no sólo por contemplar este paisaje de un lugar prácticamente virgen de la selva sino por la tranquilidad que se vive en el viaje acompañado del guia como debe ser. La llegada al Salto de Kamadac nos hace observar un paisaje de ensueño y paradisíaco. Es mágico el poder contemplar un paraje así. Además se podrán bañar en sus aguas si son turistas atrevidos y les gustan descubrir esa sensación de poder bañarse en sus aguas.

Merece la pena el haber caminado durante unas tres horas para llegar a este punto. Se suelen hacer este tipo de excursiones que son muy populares y muy solicitadas por los que vienen a visitar y a ver esta caída de agua. La sensación que se llevan los turistas es extraordinariamente buena y satisfactoria. Desde luego muchos volverán para sentir de nuevo la naturaleza a su alrededor, ver esos bellos paisajes.